Enhorabuena, presidente. Una gran victoria sobre la cultura del miedo

president-achievement

Esta historia puede parecer fuera de la línea temática del blog, pero si la ponemos en perspectiva, se trata de una importante victoria sobre la cultura del miedo que ha dominado los últimos ocho años en Estados Unidos, así como en buena parte del resto del mundo, y de la cual la polémica de los videojuegos también forma parte.

La táctica del miedo se ha empleado a lo largo de la historia para obtener concesiones del ciudadano que en circunstancias normales serían inadmisibles. En política, por ejemplo, se empleó para lograr una guerra en Irak que no tenía relación alguna con el terrorismo; las empresas, por otra parte, habitualmente aprovechan las inseguridades del consumidor para vender sus productos; y numerosas organizaciones alarman a los ciudadanos para impulsar sus agendas políticas o personales, censurando la libertad de expresión e ideas.

El propio miedo no es malo, ya nos previene de posibles peligros, pero cuando se distorsiona desproporcionadamente y se desvincula de la razón para provecho de terceros, sin duda se convierte en un grave problema social y político.

En este anuncio de la compañía Subway se advierte a la chica de que comerse una hamburguesa la llevará a problemas de autoestima, obesidad, años de terapia, disputas con el novio y consecuencias similares. La opción de tomar un bocadillo en Subway se ofrece como una alternativa que puede disfrutar sin temor.

La angustia sobre la posible desaparición de un niño se utiliza para vender… pilas duracell. La publicidad sobre el aparato localizador al principio y al final del anuncio nunca se emitió en el original y es una modificación realizada en Youtube por sus fabricantes.

Tanto Hillary Clinton como John McCain basaron su campaña electoral en el miedo, pero por fortuna ambos sucumbieron ante el mensaje de esperanza, reconciliación y razón de Barack Obama. Si éste mantiene su palabra, es de esperar que el miedo no se utilice como táctica política en los próximos cuatro años.

Un conocido anuncio emitido durante las primarias demócratas. Si hay una crisis internacional a las tres de la mañana ¿en quién vas a confiar? Se apela claramente al miedo de los padres por la seguridad de sus hijos. 

La campaña de McCain utiliza las palabras de Joe Biden para advertir a los ciudadanos de que elegir a Barack Obama pondrá en peligro la seguridad del país. 

Aunque la cultura del miedo haya sido derrotada en estas elecciones y muy posiblemente no tendrá lugar en la próxima legislatura, no soy tan iluso como para pensar que va a desaparecer de otros ámbitos, y verán un buen ejemplo de ello en mi próxima entrada. Sin embargo, creo que podríamos trasladar la lección aprendida en el terreno político a otras áreas, denunciando la presión de esta táctica para hacernos desembolsar dinero en un producto o aprobar leyes que recorten la libertad de expresión e ideas. Como se ha hecho en la elección de Obama, es necesario mandar el mensaje de que la táctica del miedo no será tolerada.

Entiendo que muchos ven imposible derrotar este tipo de cultura, pero a buen seguro esas mismas personas tampoco pensaban que Estados Unidos podía elegir un presidente negro. Si de algo nos sirve la historia de Obama, es para darnos cuenta de que hemos de replantearnos lo que siempre hemos pensado que sería inalcanzable y exigirnos más de nosotros mismos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 58 seguidores